4 Nov · EuskoTour · No Comments

Feria del Pimiento de Espelette

Este año ha sido el primero en poder conocer in situ la feria del pimiento de Espelette. Siempre es una opción interesante adentrarse en Iparralde para conocer territorios aún inexplorados por nosotros (aunque nos de vergüenza reconocerlo, es así). Pero más aún, si lo haces en un día señalado, como es el de la feria del pimiento. Sin duda, una fiesta mucho más masiva de lo esperado y, sin duda, un punto de encuentro de gente y productores diversos, no sólo de pimientos, porque en esta feria puedes encontrar absolutamente de todo. ¿Que tal un vino blanco de pimiento? champagne, embutidos (por cierto, aprendí que jamón en vasco de Iparralde se dice xingarra), turrones, chocolates, quesos de tomate…

La primera parte importante de nuestra aventura era la de conseguir llegar sin perdernos. Y bueno, la verdad es que anduvimos bastante acertados. Lo que pasa que los parking disuasorios nos despistaron. Sobre todo el primero que vimos, que nos marcaba parking de la feria del pimiento. Al ver esto, pensamos que habíamos llegado, pero no fue así, y es cuando llegó el momento surrealista de la tarde. Nada mas aparcar, vimos llegar a una mujer muy curiosa en bicicleta. Iba disfrazada y parecía tener prisa. Llevaba faldas y una peluca negra rodeada de unos tules blancos, que le hacían parecer una bruja. Llegó al parking, empezó a quitarse la ropa, se puso otras que estaba escondidas en el lugar y cogió un palo coronado con lazos de colores dirección el rio, mientras llegaban más miembros apresurados en bicicleta cumpliendo el mismo ritual. Imaginaros nuestras caras de asombro ante semejante escenario. Pero, aquello fue a más. A más surrealista vamos. Porque tras cambiarse de ropa y coger el citado palo, los personajes iban metiéndose en el rió con ropa y todo, cumpliendo rigurosamente alguna especie de ritual. Nosotros nos acercamos a un pequeño puente que había por encima del río desde donde divisamos más protagonistas que estaban próximos a llegar. Se oían voces cantando que llegaban en piragüas y paralelo al río un grupo de gente caminando. Todo era parte de una especie de obra de teatro titulado por las aguas de Senpere, que es donde nos encontrábamos. He aquí lo que pasó después en un vídeo.

 

Luego, nos dirigimos a nuestro destino, el cual nos recibió con una cola impresionante de coches intentando aparcar. Tuvimos relativamente suerte encontrando un lugar medianamente cercano, que parecía no querer nadie, y es aquí donde comenzamos a vivir el espectáculo de colores, olores, tradición y cultura que se vive en esta fiesta del pimiento dulce D.O de Ezpelete. Échenle un vistazo. Merece la pena, pero sin duda lo que más merece la pena es vivirlo in situ. Y si es con Bask In Motion mejor que mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

AGRADECIMIENTOS:

 

 

 

© Copyright 2016 by Bask In Motion | CIE: 2400